Hacia lo salvaje… recuperando tu esencia

596e931e079504d7c6d28a6e824f022f

Robarte la piel

¿Donde está tu lado salvaje? ¿esa parte de ti que no fuistes porque no dejaron que fueses? ¿qué parte de tu persona hicieron que exageraras y sacaras hacia fuera? y ¿que otra parte se quedó escondida o reprimida? Ese lado pendiente de desarrollar porque tu cultura subestimó y creyó que no era apta o ni siquiera se dieron cuenta de que tenía valor, a lo  que nadie prestó atención, ni siquiera tú mismo, es probablemente donde resida tu fuerza y tu verdadera esencia.

Encajar en la talla M

En dirección a Atenas, hacia la meca del éxito,  habia un posadero llamado Procusto que te ofrecía dormir en su posada en unas condiciones muy amorales. Decía a los viajeros, que si daban la talla y encajaban en la cama no les cobraría nada, de lo contrario, o les estiraba las extremidades para alcanzar los topes de la cama si el cliente era pequeño, o le cortaba las piernas  y los brazos si se pasaba de largo a menos que pagaran una cantidad de dinero para salvarse.En realidad, les engañaba, porque poseía dos  modelos de camas, la larga y la corta,  y siempre conducía al cliente a  la cama en la que no encajaba para poder cobrar la cantidad de dinero y  si no podían pagarle, cometer sus fechorías,mutilanado o alargando sus cuerpos.El síndrome de Procusto significa “aquel que corta la cabeza o los pies de quien sobresale”.

En ese modelaje llamado educación , nuestro adultos trataron de que nuestro comportamiento no se saliera de la raya, no fuera exagerado…cuántas veces oímos decir a los padres aquello que lo que más desean es que sus hijos sean “normales”.

Fantaseamos con ser como los demás, a poder ser, no destacar por debajo de la media, pero tampoco nos atrae destacar mucho por encima de la media, ser iguales nos garantiza que estamos dentro, que pertenecemos al grupo, y aparentemente esto, nos hace sufrir menos.  El problema, es que encajar en la talla mediana,  ya nos cuesta  y sufriremos mutilaciones emocionales a lo largo de  nuestra vida,  con tal de encajar en la medida exacta. En ese camino hacia el “éxito de ser como los demás” vamos perdiendo nuestra creatividad, nuestro yo más genuino y  original. Lo peor es que nos revestimos con una piel  más dura, que no siente,  para no sufrir la pérdida de nuestra esencia, y mientras perdemos sensibilidad, vamos mejorando nuestra maquinaria de adaptacióm al medio, nos vamos convirtiendo en seres normales que ni ven, ni oyen , ni sienten lo que de verdad importa.

Etiquetas y prohibiciones

¿Qué cosas no te dejaron hacer de pequeño? ¿qué no probastes? ¿qué te asustó explorar? ¿qué no te aplaudieron? ¿qué desconocían de tu forma de ser? ¿porque te riñieron?¿qué reforzaron, y qué ignoraron? Cuando te decían , cuidado, se buen@, no lo hagas, te puedes hacer daño, eso no se hace, o eso no se dice, estos juegos no son para ti….¿qué dejastes de hacer, de ser, qué dejastes de expresar y por lo tanto de descubrir dentro de ti?.

¿Cuáles eran las etiquetas que llevabas? a veces detrás de un despistado hay un gran pensador, detrás de un rebelde hay alguien que es sensible a las injusticias, detrás de un gran carácter hay un gran líder, y del que no calla un gran comunicador, de alguien sensible un gran creativo , de un mal estudiante hay un “gran alguien” en talentos que no se ponderan en la escuela ….

Eso quiere decir que no hay rasgos de personalidad malos o buenos sino formas de interpretar esos rasgos…hay una amiga a la que siempre la admiro por su honestidad y transparencia… algo que confiesa haber oído en forma de reproche por ser directa e imprudente….

Rebeldes que siguieron su instinto

Si rebobinamos hacia atrás en la historia podrás observar que aquellas personas que dejaron huella, fueron personas que sobresalieron de la cama,que su sociedad no aceptaba….y  sufrieron porque los marcaron por ser diferentes pero persistieron a pesar de no ser aceptados, se rebelaron, se negaron a encajar, porque su naturaleza y su genialidad pudieron más que el hecho de ser aceptados por el grupo.

Monet por ejemplo creó un arte distinto al de sus coetáneos, pero como buen rebelde, confió en él mismo, con la certeza de que iba a contracorriente de su época y sería alguien. Con el tiempo, saboreó el éxito encabezando una tendencia que él inició, y pudo ser reconocido como merecía.

Hipatia de Alejandría rechazó casarse para dedicarse a la ciencia y escribió grandes libros que hoy forman parte del conocimiento contemporáneo sobre matemática, astronomía o geometría.

A Charles Darwin su padre le decía que solo sabía jugar con perros, y fue el creador de la teoría de las especies!

Descubrir nuestra esencia

Entonces, ¿de qué depende despertar? ¿Cómo descubrir esas partes de nosotros que quedaron enterradas en nuestra infancia? ¿y qué podría reactivarlas?. A  veces enamorarse, una música que sacuda nuestra alma, una gran película que nos remueva por dentro,una cura geográfica (irse lejos de tu Procusto), ser madre o padre, un viaje solo, una crisis personal o una amistad auténtica… Todas aquellas experiencias que nos impactan emocionalemtne pueden de repente bajar las barreras de nuestra coraza y dejar en la superficie ese talento que desconocíamos…

Cuando uno no se reconoce a sí mismo, intuye que ha nacido para hacer otra cosa , el problema es que su versión original está tan enterrada que uno no se da cuenta  que  lleva un disfraz  puesto las 24 horas del día.Podemos llevar siglos funcionando desmotivados sabiendo que nos falta algo  o por el contrario hay quien se adapta a ser un número más y prefiere vivir como un robot sin alma antes que arriesgarse al rechazo.

Llevarlo a la conciencia es clave para despertar, hay veces que uno se encuentra reproduciendo roles que no ha escogido, viviendo la vida que los padres pretendían que escogiera, pero que en realidad no decidieron libremente. Para encontrar tu propia voz, es importante discriminar donde acaba quien me educó y donde empieza quien yo soy.A veces no es más libre el hijo que hace todo lo contrario sino el hijo que ha podido ser crítico con lo recibido y puede luego discriminar lo que le sirve y lo que prefiere no repetir.

Recuperar recuerdos de la niñez

Volver a nuestra infancia, recordando lo que fuimos y ver qué nos gustaba hacer,como éramos de niños.. es clave en el proceso de recuperación de  nuestra parte más genuïna. Antes que nos dijeran hablas demasiado o hablas poco, eres un rebelede o paradito, vas de chulo o está colgado, te acuestas con muchos o eres una mojigata… Mucho antes… cuando jugabas con muñecas, o igual pintabas, o escribías cuentos, o montabas un espectáculo de teatro, o cantabas o te rodeabas de animales o devorabas pelis …

También es importante indagar en aquellas personas que te conocieron fuera del entorno familiar más íntimo, preguntar a tíos, primos lejanos o amigos de la infancia sobre lo que recuerdan de ti y cómo  te veían ellos cuando eras un niño.

Puede que lo que tu seas no sea reconocido en tu familia más cercana, por ejemplo, si vienes de una familia de médicos y tu vocación es ser actor, o si vienes de una familia de actores y lo tuyo es la medicina.O si tu eres una persona seria y tu familia es una fiesta o si tu eres una fiesta y tu familia te ve como un iluminado.

En cualquier caso hemos de volver a esa cama y pensar qué nos cortaron, qué no desarrollamos , qué nos dejamos por el camino por miedo a ser diferentes. Después, si recuperamos nuestra parte mutilada, es importante empezar a reconocerla y darle espacio para que pueda expresarse.

El tercer ojo

Conectar con tu vulnerabilidad, sería un tercer ojo por el que puedes descubrir tu verdad  y la esencia de quienes te rodean.Cuando alguien no te deja ser tu mismo:sufres.Cuando alguien no te acepta , te trata mal, aprendes con el tiempo a modelarte con tal de complacer. Olvidas que estas traicionándote  y que estás dejando de ser único. Leí una vez sobre un niño que en clase les obligaban a pintar la primavera con una flor de color rojo… todos debían representarla igual, coartando su creatividad. Al cambiar de escuela, le tocó dibujar el verano, pero allí no hubieron consignas, ni de colores, ni de formas y el niño se quedó en blanco porque no sabía qué expresar.

Por eso, si logras sentir el dolor cuando tratan de cambiarte,de reprimir tus cualidades y dones,  podrás resistirte y protegerás  tu esencia. Lo mismo pasa en una relación de pareja, cuando quieres gustar tanto que dejas de ser quien realmente eres, con tal de encajar en los gustos del otro. Y entonces, sin darte cuenta,  mueres en vida, se te apaga la luz, encajas, cabes en la cama del otro, pero no eres tú. El dolor y la tristeza, nos avisan de que no estamos en el sitio adecuado, de que hay algo que debemos cambiar, decir y transformar.

Así que es mejor arriesgarse a no gustar y estar vivo a pesar de que el precio por atreverse a ser diferente sea estar más sólo, … que ser como todos ,estar acompañado, pero matar a tu alma.

Y tú, ¿te has preguntado alguna vez por esa parte tuya más salvaje? ¿que parte de ti incomoda en el otro? ¿te atreves a quitarte la coraza y ser tu mismo? nunca es tarde para despertar!!

 

 

 

Comparte este post:

Tu email nunca será publicado o compartido. Obligatorio *

*

*